lunes, 6 de junio de 2011

ÁRBOLES NATIVOS: Caesalpinia paraguariensis (guayacán, ébano argentino, ibirá berá):

Árbol de 8 a 20 m de altura. Pertenece a la familia de las Leguminosas. Su fuste es corto. Su corteza es escamosa color pardo verdoso, que al caer deja al descubierto manchas color ocre. Su copa es amplia, redondeada y rala, con follaje sólo en las puntas de las ramas que son finas, tortuosas y con lenticelas. Es de follaje caduco. Sus hojas compuestas son bipinnadas opuestas, con folíolos oblongos, nervadura central muy marcada y con hojas nuevas de color ferroso. Sus flores de primavera son de color amarillo anaranjado y se presentan en racimos axiales. Sus frutos son vainas oscuras y lustrosas, elípticas, achatadas y leñosas que se mantienen en el árbol hasta la siguiente floración. Originario de Brasil, Bolivia, Uruguay, Paraguay y norte de Argentina. Árbol que no tolera suelos alcalinos ni salinos. Árbol de valor forestal (madera dura y para combustión), apícola, curtiente (leño y vainas) y medicinal (corteza usada para enfermedades de la piel, disentería y sífilis).










No hay comentarios:

Publicar un comentario