domingo, 5 de agosto de 2012


Árboles con historia - El ombú de Caseros:

Es discutido si el Ombú (Phytolacca dioica) es una hierba gigante de aspecto arbóreo o es un árbol. Pero no hay dudas de que, a pesar de no ser nativo, es un símbolo de la llanura pampeana.

Existieron en nuestro país varios ombúes que fueron testigos de importantes hechos históricos. En esta oportunidad hablaremos del Ombú de Caseros y nos referiremos a él como árbol por el decreto que lo proclamó Árbol Histórico.

La Batalla de (Monte) Caseros tuvo lugar el 3 de febrero de 1852 en la estancia de la familia Caseros, en las afueras de Buenos Aires, cerca del palomar. El ejército de la Confederación argentina, al mando de Juan Manuel de Rosas fue derrotado por el Ejército Grande, compuesto por fuerzas de Brasil, Uruguay y de las provincias de Entre Ríos y Corrientes, liderado por el gobernador de Entre Ríos, Justo José de Urquiza, quien se encontraba alzado frente a Rosas desde el 1º de mayo de 1851, día en que lanzó el llamado Pronunciamiento de Urquiza.
El enfrentamiento comenzó a las 9 de la mañana y duró 5 horas. Habiendo sido Rosas herido de bala en el pulgar de la mano derecha, se retiró del lugar a las 14 horas.

En el Hueco de los Sauces, terreno que actualmente corresponde a la Plaza Garay, bajo la sombra de un ombú que se levantaba en el terreno, Rosas redactó sobre su rodilla con lápiz su renuncia a la Gobernación de Buenos Aires. Ésta terminaba  diciendo: “Señores Representantes: Creo haber llenado mi deber como todos los señores representantes, nuestros conciudadanos, los verdaderos federales y mis compañeros de armas. Si más no hemos hecho en el sostén sagrado de nuestra independencia, en nuestra integridad y nuestro honor, es porque no hemos podido. Permitidme, Honorables Representantes, que al despedirme de vosotros reitere el profundo agradecimiento con que os abrazo tiernamente y ruego a Dios por la gloria de V. H., de todos y cada uno de vosotros. Herido en la mano derecha y en el campo, perdonad que escriba con lápiz esta nota y de una letra trabajosa. Dios guarde a V. H.”

El ombú en cuestión fue declarado Árbol Histórico mediante el Decreto N° 3038 del 30 de enero de 1946 firmado por el presidente Farrell. Se empleó iconografía de época para validar la declaratoria, en el segundo considerando se declaraba: “observarse en los grabados litográficos que documentan la batalla y el campo en que se desarrolló, grabados cuyos dibujos se deben a un testigo ocular y que fueron publicados poco tiempo después de ocurrido aquel hecho de armas”.

Hubo una exitosa gestión de la Comisión Nacional ante la Secretaría de Aeronáutica de El Palomar, propietaria del árbol, para evitar que el trazado de nuevas pistas de aterrizaje pudiera arrasar con él.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada